The tourist

The tourist. Córdoba 1 / Madrid 1, 2016-2017
Fotografía

The Tourist se vale de la visita guiada y el recorrido preestablecido por el turoperador para evidenciar el fenómeno turístico que acontece en las diferentes ciudades visitadas. Los centros urbanos se han convertido en parques temáticos de lo identitario, en una suerte de escenografías yuxtapuestas a residuos de tiempos pasados. Han recodificado su identidad en busca del impacto económico –con todas las implicaciones que ello supone para el habitante local, expulsado a las afueras por el encarecimiento de la vida y la gentrificación– un hecho quizás hasta perverso.

 

A estos nuevos espacios acude –con un voraz apetito por quemar etapas en su visita– el turista, asumiendo la castración de su libertad a la hora de ver, sentir y percibir. Corre el riesgo de no llegar a profundizar más que en el tópico por encontrarse ante una realidad plastificada. La escena se presenta cada vez más abarrotada. El lugar deja de ser relevante, se postra y muta, para adaptarse a las necesidades concretas de su nuevo protagonista, el turista.

 

El proyecto se apropia de Curro, mascota de la Expo 92, referente icónico generacional de aquellos nacidos a principios de los 90 en Sevilla. Éste es utilizado para homogeneizar –al igual que hace el propio sector turístico– la secuencia de instantáneas registradas. El recorrido natural del propio souvenir se invierte, se traslada al lugar que se visita. Esta cápsula del recuerdo, resignifica la toma, desdibuja el entorno y superpone una nueva capa de información al lugar fotografiado. Un éxodo programado que busca enunciar la amenaza.