Ware

Ware, 2017
Fragmentos cerámicos sobre polimetilmetacrilato

Ware nace del encuentro fortuito con el pasado. El hallazgo azaroso de unos residuos cerámicos que nos hablan en un lugar y momento concretos, el Monasterio de la Cartuja en su fase como fábrica de cerámica y loza, actualmente Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC).

 

Estos pedazos que nunca llegaron a ser mercancía –ya que si en los alrededores de la fábrica quedaron debían proceder de piezas con alguna tara o imperfección– son el resultado de un proceso de sedimentación en las inmediaciones de la fábrica al que va ligado el olvido; un proceso en el que la rotura y la erosión nos cuentan tanto como las formas dibujadas bajo los vidriados cerámicos.

 

El impulso especulativo que sobre los restos se opera se construye cercano al simulacro. El largo proceso de recolección, limpieza y catalogación posiciona a estos vestigios bajo una serie de preguntas. El proceso arqueológico que se sigue, cuestiona a los objetos sobre su valor. En el fondo, todo resto del pasado, antes de ser “patrimonializado”, puede ser señalado por individuos por su importancia simbólica en un intento de llamar la atención sobre el interés que en ellos reside.